Cláusula suelo, todo lo que hace falta saber

Cláusula suelo, todo lo que hace falta saber

"Esto implica que los bancos españoles deberán devolver entre 3.000 y 5.000 millones de euros a los afectados por la cláusula suelo, correspondientes al enriquecimiento injusto que han llevado a cabo durante los últimos años."
Cláusula suelo, todo lo que hace falta saber
El TJUE se ha pronunciado recientemente sobre esta cuestión, establecimiento que la retroactividad en la devolución del dinero debe hacerse hasta el momento de la firma del contrato.

El desconocimiento por parte de los ciudadanos de la legislación y de sus derechos y la falta de control por parte de los organismos competentes, ha dado lugar a que en los últimos años las entidades bancarias y cajas de ahorros hayan cometido importantes abusos con respecto a sus clientes.

Sin embargo, cada vez son más los consumidores que no están dispuestos a sufrir abusos, se informan y reclaman. Así, poco a poco, cada vez se van consiguiendo más avances.

La cláusula suelo se ha hecho muy famosa en los últimos años y no precisamente para bien. Han sido miles las personas que se han dado cuenta de que en su préstamo hipotecario había una cláusula claramente abusiva que les impedía beneficiarse de la bajada del euríbor.

Cláusula suelo, definición

En España la gran mayoría de las hipotecas firmadas están referenciadas al euríbor, una tasa de interés calculada a nivel europeo que está en constante fluctuación y que determina los intereses que deben abonarse por el préstamo hipotecario.

Durante los años de bonanza económica el euríbor crecía de forma constante, pero al llegar la crisis comenzó a descender, haciendo que la cláusula suelo comenzara a surtir efectos.

La cláusula suelo o suelo hipotecario es una cláusula establecida en muchos contratos de hipoteca, en virtud de la cual se establece un límite mínimo para el interés que se debe aplicar a la cuota, de modo que, aunque el euríbor baje, el afectado no se beneficia de esa bajada.

Este tipo de cláusulas, así como las cláusulas techo, no son a priori ilegales, lo que las convierte en ilegales es que se hayan incluido en el contrato sin la suficiente transparencia, de modo que el obligado al pago no sabe que la cláusula está en su contrato ni que significa realmente.

Cláusula suelo: nulidad

Con la llegada de la crisis el euríbor comenzó a bajar y fue entonces cuando muchas personas descubrieron que en sus contratos había algo que impedía que ellos se beneficiaran de esas bajadas.

Es entonces cuando se comenzó a hablar con asiduidad de la cláusula suelo y empezaron a aumentar las denuncias en relación con ellas.

En 2013 el Tribunal Supremo declaró la nulidad de las cláusulas suelo de diversas entidades bancarias por ser poco transparentes.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid fue un paso más allá y declaró nulas todas las cláusulas suelo de 40 entidades y cajas de ahorros al considerar que eran abusivas.

Estas resoluciones fueron una buena noticia para los afectados, pero no todo era tan bueno como parecía. El propio Tribunal Supremo declaró que las entidades sólo debían devolver lo cobrado indebidamente a partir de mayo de 2013.

Cláusula suelo sentencia Tribunal Europeo

Como no podía ser de otra forma, los afectados no se quedaron conformes con esta decisión, al entender que si la cláusula es nula lo es desde la fecha de formalización del contrato de hipoteca, por lo que se les debería devolver todo el dinero pagado de más desde el inicio del contrato.

El siguiente paso para recurrir era el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y allí acudieron.

El TJUE se ha pronunciado recientemente sobre esta cuestión, establecimiento que la retroactividad en la devolución del dinero debe hacerse hasta el momento de la firma del contrato.

Esto implica que los bancos españoles deberán devolver entre 3.000 y 5.000 millones de euros a los afectados, correspondientes al enriquecimiento injusto que han llevado a cabo durante los últimos años.

Tengo cláusula suelo ¿qué hago?

A pesar de la decisión del TJUE, la devolución no se va a llevar a cabo de forma automática, sino que los interesados tendrán que iniciar un proceso de reclamación.

Aunque puede que se abran diversas vías de reclamación y parece que algunos bancos están dispuesto a negociar caso a caso con sus clientes, la vía jurídica suele ser siempre la más eficaz.

Se recomienda a los consumidores ser especialmente precavidos a la hora de negociar con los bancos, ya que algunos de ellos están ofreciendo a sus clientes eliminar la cláusula suelo de sus contratos de hipoteca a cambio de que los afectados no inicien ninguna reclamación ante los tribunales.

Si usted es uno de los afectados o cree que su contrato de hipoteca puede contener una cláusula suelo que no es transparente y que por tanto debe ser declarada nula, lo mejor es que se deje asesorar por expertos. De esta forma, podrá conseguir que esa cláusula desaparezca de su contrato y además recuperar aquello que en realidad nunca debió pagar.

Otras cláusulas abusivas que dan derecho a reintegro de lo pagado indebidamente

En los contratos de hipoteca pueden existir una gran variedad de cláusulas que se pueden considerar abusivas, entre ellas la que impone al comprador la obligación de asumir los gastos de formalización de la hipoteca.

Sobre esta cuestión el Tribunal Supremo declaró a finales de 2015 que eran abusivas y en consecuencia nulas las cláusulas que imponían al comprador la obligación de pagar todos los gastos derivados de la constitución de la hipoteca: notaría, registro e impuesto de actos jurídicos documentados. En consecuencia, quienes hayan pagado estos gastos, también pueden comenzar ahora un proceso de reclamación para que se les devuelvan.

No te lo pienses más, si estás inscrito en un fichero de morosos, contacta con nosotros y te ayudamos a solucionar el problema.

TU PRIVACIDAD ES IMPORTANTE. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que usted está de acuerdo.   
Privacidad